Trucos para limpiar por dentro tu lavadora



La lavadora es una máquina que se utiliza para lavar ropa, y no obstante además requiere que la limpiemos con asiduidad. Hay que tomar en cuenta que la mugre que se quita de la ropa que nos encontramos lavando, de esta forma como los restos de detergente y el viable moho que hace aparición con la humedad, termina por ensuciar el interior de nuestra lavadora. Si no tienes claro como limpiar la lavadora por dentro, te ofrecemos las claves para eso.

No es requisito que la limpies siempre que concluya un período de lavado. Es más que bastante con que hagas un cuidado diario, más que nada en esos sitios dónde más se frecuenta amontonar la mugre, como es la goma o el filtro del desagüe. Se tienen la posibilidad de utilizar productos para limpiar la lavadora que todos poseemos en el hogar, muy suaves para no perjudicar las delicadas piezas de la maquinaria, pero tan efectivos que no dejarás ni rastro de mugre ni de moho. Anota todos los datos, y extiende la vida de tu lavadora con un cuidado que te va a ayudar a conservarla como el primer día.

¿Por qué limpiar la lavadora por dentro?

La lavadora es uno de esos lugares de la casa dónde se suele acumular mucha suciedad sin que lo sepamos. Por mucho que la usemos, y por muchos productos desinfectantes o agua caliente que empleemos durante los lavados, es imposible evitar que queden restos de jabón en el interior de la lavadora.

Estos restos sirven como alimento de los hongos y bacterias, que al final se acaban multiplicando y colonizando todas las superficies sin que sean del todo visibles. Si no limpias tu lavadora por dentro, y no paras de lavar ropa, al final tu ropa no saldrá del todo limpia, y se acabará acumulando un olor desagradable difícil de eliminar.

Para evadir que ocurra esto, alcanza con limpiar la lavadora con alguna periodicidad, utilizando productos correctos para no estropear los distintos elementos del electrónico. Veremos cómo limpiar todas las partes de una lavadora, para que tú además consigas lavar la ropa en una lavadora completamente limpia y desinfectada.

¿Cómo limpiar la lavadora por dentro?

Existen varios sitios clave en una lavadora en los que se suele acumular la suciedad y aparecen malos olores. Cada uno de estos lugares deben lavarse por separado, pero no te preocupes, porque no te llevará mucho tiempo desinfectarlos por completo.

Vamos a ver cómo limpiar la lavadora parte por parte, con un proceso que puedes repetir cada semana, cada 2 semanas, una vez al mes, o cuando creas que tu lavadora debe limpiarse de nuevo. ¡Tú eliges!

Limpieza del tambor de la lavadora

La limpieza del tambor de la lavadora es la más rápida y fácil. Es aquí dónde tu ropa suele lavarse, y para que salga totalmente limpia, el interior de la lavadora también debe estar limpio. En el tambor se suelen acumular sobre todo los malos olores debido al crecimiento bacteriano, el cuál podemos evitar con un simple gesto.

Solo tienes que añadir media taza de vinagre en el compartimento del detergente del cajetín de la lavadora, y poner un ciclo de lavado de al menos 30ºC o más. Deja que el ciclo termine, y una vez desinfectada la lavadora, deja la puerta abierta para que se elimine toda la humedad por completo.

Todas las bacterias y el mal olor que se acumula en el tambor desaparecerá de un plumazo.

Limpieza de la goma de la lavadora

La goma es el lugar de la lavadora en el que más suciedad se suele acumular, y el cuál debes revisar periódicamente para comprobar que está limpia y en buen estado. Aquí se van depositando los restos de detergente y la humedad, creando un ecosistema perfecto para que crezcan el moho y las bacterias. Al final se puede formar una capa oscura con mal olor, que en cada lavado entra en contacto con tu ropa. ¡Qué desagradable!

Es primordial limpiar la goma siempre que la observemos sucia, tirando algo de ella para dejar toda la área al descubierto. Frótala con un paño mojado en detergente hasta dejarla completamente limpia. Si deseas desinfectarla además, puedes utilizar algo de lejía. Acaba la limpieza retirando los restos del producto que hayas usado para limpiar la lavadora, y secándola con un una toalla para que quede completamente reluciente.

Limpieza del filtro de la lavadora

¿Sabías que el filtro de la lavadora necesita limpiarse con cierta asiduidad? Puede que ni si quiera supieras de su existencia, pero esta pequeña parte de la lavadora es esencial para que el aparato siga funcionando correctamente durante mucho tiempo.

En el filtro se van acumulando pelusas, restos de detergente, e incluso objetos pequeños que se pierden en el interior de la lavadora y nunca los vuelves a ver.

Para limpiar el filtro de la lavadora haz primero un ciclo de vaciado. De esta forma te aseguras de que está totalmente libre de agua, y no se saldrá toda cuando lo abras.

El filtro se suele encontrar dentro del tambor o en la parte de abajo de la lavadora, y solo tienes que desenroscarlo para retirarlo. Saca el filtro y limpia todos los restos que tenga acumulado, fregándolo solo con agua y jabón.

Vuelve a ponerlo enroscándolo bien fuerte. Si no lo enroscas bien y no queda tal y como estaba, el agua se puede salir en cada lavado, así que asegúrate.

Limpieza del cajetín de la lavadora

Llega el momento de limpiar otra de las partes que más se suele ensuciar en la lavadora, y por fin la última para dejar el aparato como nuevo. Estoy hablando del cajetín en el que pones el detergente y suavizante, que si lo dejas mucho tiempo desatendido, al final acaba lleno de moho que crece en los restos de productos que se van acumulando con cada lavado.




Saca con mucho cuidado el cajetín de la lavadora. No lo fuerces, porque puedes romperlo; haz un movimiento suave para extraerlo, quizás levantándolo un poco para que sea más fácil.

 

 

Comenta con Facebook


Pregúntale al vendedor

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *