Elimina estos ingredientes de tu rutina de bellaza



Atenta a lo que dicen las etiquetas…

No es una novedad que la industria del cuidado de la piel es una gran cosa. Todas queremos una piel perfecta y sabemos que, con productos adecuados, es alcanzable. Pero ¿realmente conocemos lo que significan los ingredientes presentes en nuestros productos favoritos? Algunos son inofensivos y pueden hacer que la piel se vea mejor que nunca, pero hay otros que debiéramos evitar. Sigue leyendo porque aquí te contamos sobre ellos.

1. Parabenos.

Es realmente difícil evitarlo ya que está en prácticamente todos los productos, desde máscaras faciales hasta champú. ¡Y deberían estar en la parte superior de tu lista! Los parabenos en realidad ayudan a que los productos duren más tiempo, y aunque esto puede ser bueno para tu bolsillo, no lo es para la salud. Según un estudio de 2015, los parabenos pueden acelerar las células cancerosas. Los parabenos están relacionados con el cáncer de mama y los cambios en el equilibrio hormonal, lo que puede afectar seriamente la fertilidad. Y ojo, el ingrediente llamado fenoxietanol, es exactamente lo mismo.

2. Retinol.

No lo evites por completo, sólo limita su uso. Es peligroso porque parte la piel que no debe exponerse al sol, por lo que se recomienda su uso en la noche. Como resultado, la piel es más sensible y expuesta. Y no se recomienda para las mujeres que están embarazadas, ya que puede dañar el ADN y acelerar la velocidad de los tumores de la piel.

 

3. Plomo.

No lo encontrarás fácilmente en las etiquetas, ya que está clasificado como un contaminante y no como un ingrediente, pero es uno que debes intentar evitar porque es un carcinógeno y también puede interrumpir el equilibrio hormonal. Por lo general, se encuentra en muchos productos cosméticos, como delineador de ojos y labiales.




4. Aluminio.

Lo encontrarás en la mayoría de los jabones corporales y desodorantes. La cantidad de aluminio absorbido a través de la piel a partir de antitranspirantes es significativamente menor que la exposición diaria promedio de alimentos y agua. Por lo tanto, lo más probable es que sea seguro, pero las marcas prefieren evitarlo después de las especulaciones sobre los efectos negativos que puede conllevar.

 

5. Manteca de karité.

Este definitivamente no es tan aterrador como los otros. La manteca de karité es increíble para la piel y se puede usar después de ducharte o bañarte. Sin embargo, realmente deberías evitarla si sufres de piel grasa. La manteca de karité puede tapar tus poros y hará que tu piel sea aún más grasosa, así que tenlo en cuenta si estás tratando de lograr una piel perfecta.

6. Vitamina E.

La vitamina E puede sonarte un ingrediente maravilloso, pero en realidad puede tener el mismo efecto que la manteca de karité. Te hará bien si tu piel necesita humectación extra, pero si no es así puede aumentar los niveles de grasa en la piel.

Comenta con Facebook


Pregúntale al vendedor

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *