Consejos para mantener tus pies perfectos



Para tenerlos en óptimas condiciones es necesario que les dediquemos un poquito de tiempo cada día, si no, pueden doler mucho!

Te voy a dar algunas claves para que tengas en cuenta y así minimizar al máximo los estragos invernales en tus pies:

1. Hidratación a tope: La zona de los pies es muy propensa a resecarse, al igual que el rostro y las manos, sobre todo en el periodo de invierno. Por ello, es necesario que nos empleemos a fondo con una buena crema hidratante, aplicándola son suaves masajes después de ducharnos y, sobre todo, por la noche, para que haga su efecto durante el sueño.  Cada dos semanas, más o menos, puedes emplear una hidratante que sea mucho más fuerte a modo de tratamiento intensivo.
2. Elimina asperezas: Limar las durezas y asperezas es fundamental para que no se formen callos y grieta. El cuidado recomendado: exfoliar el talón una vez por semana, de manera de eliminar las células muertas acumuladas y devolver la suavidad. Además, seguir este paso de manera periódica permite que sea más fácil mantener los resultados realizando un menor esfuerzo.
3. Recuperar tus uñas: Con el uso constante de esmaltes, y más si no nos las protegemos con un primer, las uñas suelen tornarse de un color amarillento bastante desagradable. Tendrás que recuperarlas con un tratamiento de blanqueamiento, y dejarlas respirar de vez en cuando, dejándolas sin pintar.
4. Buen calzado: Las botas y los zapatos son el calzado que más empleamos a lo largo del invierno así que, cuando vayas de compras a buscar algunos zapatos nuevos, busca unos que sean de calidad (es mejor tener menos variedad de zapatos, pero que éstos sean buenos), para que los materiales no dañen tus pies. Además, intenta no abusar de los tacones altos y los acabados en punta, pues pueden resentir tus pies muchísimo.




5. Masajea tus pies: Después de un largo día de trabajo, te recomiendo que te permitas (si te lo dan, ¡mejor que mejor!) un masaje de pies y manos para aliviar la tensión acumulada a lo largo del día y así aligerar también los posibles dolores musculares que puedas tener.
6. Visita al podólogo: Esta es la temporada ideal para visitar al especialista en el cuidado de la salud de nuestros pies. Todos deberíamos visitar al podólogo al menos dos veces al año. No hay que esperar a tener ninguna molestia para visitarlo y chequear cómo va la salud de nuestros pies
Comenta con Facebook


Pregúntale al vendedor

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *