Consejos e ideas para que tu hogar tenga un aspecto impecable



ROPA DE CAMA

Su limpieza es imprescindible para tener un buen descanso. Cambia las sábanas, como mínimo, una vez por semana ya que acumulan polvo y pueden aparecer ácaros. Si su tejido lo permite, lávalas en un programa de 60º.

Consulta las instrucciones de las etiquetas de colchas y edredones. La mayoría los puedes limpiar a máquina.Los de relleno sintético ponlos en un ciclo corto a bajas revoluciones. Los de plumas o plumón metelos en la lavadora con 3 pelotas de tenis envueltas en calcetines.

CACEROLAS QUEMADAS

Además de ser un alimento delicioso y con estupendas propiedades nutricionales para nuestra salud, la patata también puede ser una gran aliada a la hora de limpiar la casa. Recuperar las ollas quemadas es una misión complicada pero no imposible.

Si tu cacerola de acero inoxidable tiene restos negros que parecen difíciles de eliminar, corta una patata cruda por la mitad, frota bien las partes quemadas, enjuaga con agua tibia y sécalas con un paño suave. ¡Sorprendente! Menaje de Muy Mucho.

SIN OLORES

Si quieres evitar sorpresas al sacar las maletas para un viaje, lo mejor es prevenir. Antes de guardarlas, ventílalas, y luego coloca en su interior un producto antihumedad o saquitos de plantas aromáticas hechos por tí. La menta, hierbabuena o lavanda son las más frescas y duraderas.

TAPADERAS DE CORCHO

Lavarlas es muy sencillo. Unta la tapa con jabón natural humedecido en agua caliente, moja un cepillo de púas y frota hasta eliminar el jabón y enjuaga con agua fría.¡Quedarán perfectas!




ECONÓMICO

Limpia tus cinturones de cuero poniendo un poco de crema de manos en una toalla pequeña y frotando. Las hebillas brillarán más si pasas sobre ellas un poco de ketchup y luego las aclaras.

¡QUÉ NO PIERDAN SU COLOR!

¿Las toallas de tu baño ya no lucen como el primer día?. Para mantener la intensidad de sus colores, lávalas separadas del resto de la colada y no llenes mucho el bombo para que no se apelmacen.

Programa la lavadora con agua templada y vierte 250 mililitros de vinagre blanco diluido en la misma cantidad de agua fría. Deja lavar durante todo el ciclo sin nada más de ropa. Repite este proceso cada tres o cuatro lavados.

 

 

Comenta con Facebook


Pregúntale al vendedor

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *